MADRES EN CARTAGENA IMPULSAN HUERTAS CASERAS

Cartagena de D. T. y C. 18 de agosto.

• Un total de 20 padres de familia participaron en una capacitación virtual gratuita que ofreció el Sena en alianza con la Fundación Puerto de Cartagena.
• Los participantes aprendieron sobre cómo preparar un abono orgánico y aprovechar el espacio de sus patios para sembrar vegetales, hortalizas y frutas.

Inés Alfaro Rodríguez y Sandra Jiménez González, son dos amas de casa que encontraron en el confinamiento y en el uso de las herramientas digitales, la mejor oportunidad para hacer realidad un sueño que ambas compartía: tener su propia huerta casera.


Estas dos madres reconocen que desde hace mucho tiempo, venían deseando transformar sus patios en espacios productivos donde pudieran cultivar vegetales, frutas y hortalizas, para el abastecimiento familiar.


Sin embargo, las obligaciones diarias del hogar y el poco conocimiento sobre cultivo y siembra, fue limitando las posibilidades de estas dos mujeres para materializar su emprendimiento verde.


La buena noticia vino cuando ambas lograron participar, junto con otros 18 padres de familia, en una capacitación virtual sobre huertas caseras que ofreció el Sena en alianza con la Fundación Puerto de Cartagena.


A través de estas capacitaciones, que se brindaron gratuitamente durante el pasado mes de julio, los participantes aprendieron a preparar un buen abono orgánico, utilizando las sobras de los alimentos consumidos en casa; organizar el patio para que sea apto para el cultivo (lugar soleado con sistema de riego y desagüe), saber seleccionar las semillas para la siembra y aprovechar los recipientes o envases de plástico como macetas.


“Aprendí a detectar las enfermedades que tenían mis plantas y empecé a combatir las plagas. Además pude entender que no necesitaba tener un gran espacio para sembrar, porque ese era un temor que tenía, y también ya sé cómo preparar mi propio abono orgánico y recojo un día antes agua para regar a las plantas porque aprendí que no se debe echar directamente de la pluma”, dijo Alfaro, de 55 años, residente en el barrio Nuevo Oriente y orgullosa abuela de 4 nietos.

Por su parte, Sandra que vive en la Urbanización Santa Clara y que está dando los primeros pasos para construir su propia huerta casera, confía que en poco tiempo a través de esta pueda obtener los productos que necesita para impulsar su negocio de venta de comidas.

“Tengo una microempresa familiar de venta de pasteles, hallacas, fritos, arroces, y uno de mis proyectos a futuro es tener nuestra propia huerta donde podamos conseguir los insumos. Sería una oportunidad de bajar costos y que nuestros productos sean más saludables”, expresó esta emprendedora, que ha vinculado a su hija de 9 años, esposo y padre para sacar adelante este proyecto.

Tanto Inés como Sandra quieren compartir el conocimiento adquirido a través de estas capacitaciones que ofrecieron el Sena y la Fundación Puerto de Cartagena, para que sus vecinos también puedan desarrollar sus propias huertas caseras, y de esta manera ayudar a fortalecer la seguridad alimentaria de las familias cartageneras.


Para este mes de agosto, 47 padres de familia, divididos en dos grupos, tendrán la oportunidad de participar en esta misma capacitación virtual.